Accidentes laborales, indemnización y aplicación del baremo de tráfico, por G.Elías y Muñoz Abogados



Según la sentencia de la Sala de lo Laboral del TS (15/01/14) a la que tuvo acceso G.Elias y Muñoz Abogados, despacho de referencia en Madrid, el debate se centra en el análisis del cómputo de factor de corrección en cuanto a lesiones permanentes constitutivas de incapacidad para la actividad laboral y habitual.

Esta sentencia, objeto de recurso, tuvo en cuenta su aplicación ya que consideraba que el principio de igualdad determinaba que, a efectos de descarte de la indemnización, no se puedan tener en cuenta, como se hizo en la sentencia de instancia, la edad de la víctima ni tampoco la similitud en las limitaciones en relación a otros individuos de su misma edad.

Si accedemos al apartado de la sentencia que menciona este punto:

4.- (…) De ahí se deduce que no sería contrario al principio de igualdad tener en cuenta la edad de la víctima a la hora de valorar determinados daños y en concreto el denominado perjuicio de disfrute que se asocia a la discapacidad vital. En este sentido, en nuestras sentencias de 17 de julio de 2007 y 14 de julio de 2009 ya se señaló que dentro del factor de corrección por lesiones permanentes de la Tabla IV existen dos elementos que se asocian a la discapacidad y que hay que diferenciar: por una parte, se compensa la pérdida o reducción de la capacidad de ganancia (discapacidad laboral) y, por otra, la pérdida o reducción o la incapacidad para otras actividades de la vida (discapacidad vital, dentro de la que se encuentra el denominado préjudice d’agrément), correspondiendo al prudente arbitrio del juzgador la ponderación de las circunstancias concurrentes para determinar qué parte de la cantidad incluida en el factor se imputa a discapacidad laboral y cuál a la vital.”

Sin embargo lo que pretende la parte no es combatir la ponderación de la Sala, que estimó procedente una atribución del 50% en el punto más bajo de la escala de la resolución de 20 de enero de 2011 (45.352,719€ sobre 90.705,43€), y que después ha limitado a 30.000€, en atención a lo pedido.

Lo que se sostiene en el recurso es que se ha de prescindir totalmente de la reparación del daño, pretensión que debe rechazarse, pues se ha acreditado un perjuicio del estado vital de la actora sobre el que razona la sentencia recurrida; perjuicio que la edad puede reducir, pero no excluir.

El motivo debe, por tanto, desestimarse, no sin antes indicar que no se reitera en él la alegación del carácter mínimo de la culpa, que es obvio que tampoco podría excluir la indemnización, ni reducirla en el presente caso, pues no hay previsión específica en este sentido en los elementos correctores de disminución dentro de un baremo que opera incluso en los supuestos de responsabilidad objetiva.

Si desea realizar sus consultas acerca del ámbito del Derecho Laboral, así como de otros ámbitos de aplicación como Mercantil, Civil, Familiar, etc., contáctenos.

G.Elias y Muñoz Abogados en Madrid:
https://plus.google.com/+Eliasymunozabogados/ 
Sitio Web:http://www.eliasymunozabogados.com